sábado, 18 de julio de 2015

ROBINSON CRUSOE Y VIERNES... ¿quién es Podemos y quién es el PSOE?

Dos intelectuales del Partido Socialista (Torres Mora y Díaz Cano), desde las siempre dispuestas páginas de El País (para estos oficios), practican el tradicional deporte de mirar con lupa a Podemos para sacarle todas las faltas; y en esta ocasión hay que reconocer que lo hacen con cierto ingenio y gracia, usando una metáfora de sobre Viernes descubriendo a Robinson Crusoe, ... 

"el encuentro se narra desde la perspectiva de Viernes. Un Viernes que para nada se siente “descubierto” por Robinson, sino más bien asombrado por la soberbia ceguera de su compañero de isla"

Viernes-PSOE mira al fatuo, bravucón e ignorante de Robinson-Podemos (que tiene en sus manos un poder inmerecido); y el artículo relata las sorpresas de los chicos de Podemos cuando se descubren con los problemas de ser políticos y hacer política, sin querer reconocer que lo son; y critica los términos auto-justificativos como aducir que no son políticos sino "activistas a tiempo completo", o que no forman parte de casta alguna, sino que son ciudadanos como los demás...


Veamos algún párrafo, para identificar donde la lupa anda distorsionada:

...el señor Echenique ha sido eurodiputado y es ahora parlamentario autonómico, y eso que él llama eufemísticamente “activista a tiempo completo”, es lo que la gente común ha llamado toda la vida un político. Tan descaradamente político, por cierto, que trata de ocultarlo en un intento que resultaría patético si no fuera tan tierno...

... En cuanto a lo de “buscar y ejecutar iniciativas que conduzcan a que todos vivamos un poco mejor” es lo que toda la vida de dios se ha llamado hacer política...

Hasta aquí, se entiende que el PSOE quiera reivindicar los mismos buenos sentimientos que los Podemitas; nada que objetar.

Pero ... se empiezan a salir por la curva de lo entusiasmados que se están poniendo los autores...

No queremos pensar en el pasmo que sufrirán los dirigentes de Podemos cuando “descubran” que los hospitales en los que ellos mismos nacieron, los centros educativos en los que estudiaron, o las infraestructuras por las que viajan, no surgieron por generación espontánea, sino que son el fruto del trabajo de unos “activistas a tiempo completo” que ellos, los dirigentes de Podemos, han decidido bautizar graciosamente como “la casta”.

Aquí se ve la desmesura habitual de aquellos que inauguran un tramo de autopista, un hospital, una escuela, un polideportivo, una universidad o un nuevo AVE... como si ellos mismos hubieran sudado la camiseta, acarreado vigas y vertido hormigón... o como si el dinero con el que se financiaron estas obras y servicios públicos hubiera salido de su bolsillo y de sus nobles sentimientos.

Si decimos que el Estado de Bienestar y el desarrollo económico y social se lo debemos a los políticos actuales, estaríamos construyendo un relato adanista y torticero. Otra forma más de contarnos un cuento para embellecer el ejercicio del poder.

Incluso, sin darnos cuenta, estaríamos dando alas a los que consideran que las realizaciones tangibles (y grandiosas) justifican la falta de democracia; ¿imaginan lo que pueden decir en este debate de hospitales los franquistas, en cuyo régimen se construyeron el 70% de las camas hospitalarias que hoy existen?

Y falta otra cosa; importante: en investigación social hay que comparar lo que se tiene con lo que se podría tener; es el "contrafactual"... ¿qué habría ocurrido si no hubiéramos seguido esta senda? Y aquí es donde aparece la responsabilidad de los partidos políticos tradicionales por haberse alejado de la gente normal, por haber practicado el faraonismo irresponsable y por haberse acercado a las amistades peligrosas.

O sea, que si Podemos se sorprende de lo complicada que es la política, bajo la mirada entre crítica y socarrona de los Socialistas, los Socialistas podrían sorprenderse de lo mucho que se han alejado de la gente común, y lo demasiado que se han ido dejando capturar por los demonios y enredos gremiales del poder.

¿Un ejemplo? Pongamos el de siempre: el PSOE se jacta de ser el creador del Sistema Nacional de Salud (antes parece que no hubo ni INP ni INSALUD, ni dada...). Y de establecer un sistema universal... del que se pueden escapar hacia el aseguramiento privado (con dinero público) unas élites llamadas funcionarios (MUFACE, MUGEJU, ISFAS); parece lógico que la aplicación de valores constitucionales y democráticos llevaría a pensar que LAS REGLAS SON PARA TODOS O PARA NADIE; y por lo tanto, que MUFACE A EXTINGUIR.

Pero ahí tenemos a la gran mayoría de sus señorías (diputados y senadores, mufacianos en buena proporción) de todos la gran mayoría de partidos (incluidos los socialistas), pareciéndoles muy bien esta aberración a la aplicación del principio de aseguramiento único y público.

Por lo tanto; menos aplicar la lupa distorsionada, y que Robinsones y Viernes se descubran mutuamente, y aprendan juntos a arreglar los problemas de la gente normal... y que la gente normal se espabile un poco, porque si no van a venir los piratas de siempre...


2 comentarios:

  1. Muy bueno el comentario : a la reciproca , me recuerda las criticas de los periodistas FAPE y APM a la web de Carmena, mientras sus respectivas webs incumplen la legalidad vigente en materia de transparencia, como entidades subvencionadas que son

    ResponderEliminar
  2. Volver un argumento al revés para ver si hay reciprocidad es un gran invento para destapar si juzgamos a todos con el mismo rasero: ¿se ayudó a Alemania tras la segunda guerra mundial?... si se ayuda a Grecia se sentará un mal precedente? ... fue el precedente alemán un mal precedente?
    Así va el mundo con la ley del embudo

    ResponderEliminar