sábado, 23 de marzo de 2013

PASAR LA RESPONSABILIDAD ASISTENCIAL A UNA EMPRESA CON ANIMO DE LUCRO NO SOLO ES INDIGNO, PUEDE SER INCONSTITUCIONAL



Se prepara un interesante recurso al Constitucional, nacido de la Marea Blanca en el seno de la AFEM, y canalizado por las vías legales existentes (en este caso el Partido Socialista): el núcleo duro de este recurso tiene que ver tanto con problemas de forma como de fondo; aunque me supongo que de tirar abajo el articulado lo será más por aspectos formales  de la Ley 8/2012 que habilita para realizar el Plan de Medidas Insoportables para la privatización de hospitales y centros de salud de Madrid anunciado por el Gobierno de Madrid.

El Presidente y el Consejero de Sanidad Madrid claman que esto es una estupidez, señalando el  florido bosque de nuevas formas de gestión existentes en toda España, y las “externo-privatizaciones” similares a las suyas que existen en otras CCAA.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha considerado este viernes que es "inconcebible" que el PSOE encabezado por su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, vaya a llevar al Tribunal Constitucional (TC) la externalización sanitaria de Madrid cuando existe en comunidades autónomas donde este partido gobierna o ha gobernado, en referencia a Andalucía, Asturias o Cataluña.
22/03/2013 - EUROPA PRESS, MADRID

Algo de razón lleva en eso de que  hay otros pecadores; pero no debemos facilitar que haga un Totum Revolutum.

Por si sirve de algo, hagamos una ligera taxonomía
·        
1- Gestión Directa (al levantar el “velo de la propiedad” me encuentro al consejero)
o   1.1 Modelo tradicional administrativo (no personalidad jurídica, personal estatutario regulado por función pública, y la gestión económica y de compras depende de la hacienda autonómica)
o   1.2 Nuevas formas de gestión directa (con personalidad jurídica, personal laboral/estatutario gestionado localmente, y gestión económica y contractual más autónoma): fundaciones, consorcios, entes y empresas públicas
  2- Gestión Indirecta
o   2.1 Conciertos por procedimientos / procesos (casos, pruebas, etc.); una buena parte son hospitales con ánimo de lucro.
o   2.2 Conciertos por funciones asistenciales (psiquiátricos, larga estancia, etc.); la gran mayoría son hospitales sin ánimo de lucro.
o   2.3 Concesión de asistencia sanitaria para una población a una empresa privada (o unión temporal de varias), con un pago capitativo (cantidad por persona y año).

Y explicaremos que habiendo de todo en nuestra piel de toro, el problema viene de la 2.3: CUANDO SE EXTERNALIZA CON PRIVATIZACIÓN A TODA UNA POBLACIÓN A UNA ENTIDAD PRIVADA.

Sí, se trata de los Alziras, Valdemoros y… en un futuro las SEIS INFANTAS de Madrid. Por lo tanto, ya está más acotado el problema: no todo el mundo es pecador, al menos de éste pecado.

Digámoslo como para que lo entiendan incluso los Florianos: cuando la pública contrata a la privada para hacer un TAC, una vasectomía, una hernia, una sesión de rehabilitación física, o un internamiento en un centro de media-larga estancia… no hace dejación de su función de protección y tutela de los derechos subjetivos del paciente. La naturaleza concreta y tangible de lo que se contrata actúa como garantía de que se puedan rendir cuentas y evaluar el “valor obtenido por el dinero pagado”.

Esto no ocurre cuando se produce una concesión de asistencia sanitaria. Es un contrato tan abierto, y que se da en un contexto de asimetría tan grande entre el que usa los servicios y el que los provee, que la posibilidad de instrumentar garantías efectivas de defensa de los derechos del paciente son muy pequeñas.   Solamente se puede conseguir con una acción muy enérgica y cercana de control de la autoridad sanitaria, y con un compromiso muy activo de los médicos y enfermeras empleados en el centro por garantizar el volumen y calidad de servicios prestados.

  •  En el caso de Madrid lo primero no se da: ha sido tan evidente que no quieren saber nada de lo “externalizado” que los aspectos formales son chapuceros y delatan este abandono masivo de su voluntad de ejercer el gobierno: ejemplo palmario… la inexistencia de contratos de gestión detallados con los centros de concesión asistencial… como sí lo tienen los de mixtos o bicéfalos (empresa pública asistencial).
  • Y, nos tememos que las empresas con ánimo de lucro y gestión de personal feroz van a hacer muy difícil que el personal médico y de enfermería puedan contrapesar significativamente el sesgo a hacer beneficios a costa del volumen y calidad de servicios prestados: algún héroe habrá, pero es difícil que en la actual situación del “precariado” sanitario las conductas generales sean épicas o de autoinmolación.


Y por no hablar de las vías de agua que ya vemos para arrojar costes al exterior (hacia los grandes hospitales como “sumideros de entropía”) y realizar ahorros en el interior.

Qué quieren que les diga; yo prefiero que los ahorros vayan al paciente; y una parte a los sanitarios (particularmente para evitar la merma de empleo); lo que les pase a las Islas Caimán me la trae al pairo.   

2 comentarios:

  1. Dentro de la miscelanea de externalizaciones "legales" en España, se te ha olvidado citar a las MUFACES y a las Mutuas patronales de accidentes de trabajo, modelos ambos de añeja implantación y bien conocidos y "disfrutados" por los jueces que verán el recurso...y también por algunos de los senadores politicos que lo van a interponer (pecadores de la pradera...silentes tantas décadas)

    ResponderEliminar
  2. En efecto; estas son externalizaciones incluso más claras en el ámbito del aseguramiento; las dos claramente pecaminosas: los mufacianos por ser los guardianes de la justicia y la equidad, como funcionarios públicos; los mutualistas laborales, por ser juez y parte (empresarios que controlan prestaciones, incluidas las bajas por enfermedad común...
    Para mí que también son posiblemente inconstitucionales; indignas seguro... mi postura es MUFACE a extinguir, y MUTUAS a un espacio de dominio público (o al menos que haya una MUTUA PUBLICA INS-SNS capaz de competir en precios y controlar el mercado
    Pero, poca fé tengo... por eso que dices de sus señorías

    ResponderEliminar