sábado, 7 de febrero de 2015

Boina de contaminación en Madrid: nada que ver con la falacia ecológica, sino con la falacia política

Encuentro esta curiosa referencia en el pleno de la Asamblea de Madrid 5 de febrero de 2015, en un momento de debate acalorado entre el telegénico diputado socialista Carmona y el recién estrenado Consejero de Salud Maldonado:  

El Sr. CONSEJERO DE SANIDAD (Maldonado González.- “Desde los escaños.”): Muchas gracias, señor Presidente. Señor Carmona, voy a empezar mi intervención por el final. Por cierto, señor Carmona, debo decirle que ha formulado usted su pregunta a este Consejero, epidemiólogo de formación, y me habla usted de unos estudios que aseguran que se han producido 2.500 muertos en Madrid por culpa de la contaminación.

Pues déjeme decirle -y a los alumnos de la Escuela Nacional de Sanidad- que dichos estudios son tan sesgados como erróneos. De hecho, los alumnos de la escuela incurren en un error común en el ámbito epidemiológico conocido como falacia ecológica, es decir, tratar de trasladar las estimaciones realizadas del nivel ecológico a un nivel individual.

¡Me encanta que la epidemiología se ponga en primera línea de playa parlamentaria! Al menos subimos el nivel habitual del parlamentarismo madrileño... vayamos al asunto de la contaminación y las falacias...

La falacia ecológica consiste en atribuir a los individuos datos que corresponden a la población: por ejemplo, que todos los españoles tenemos una renta de 30.000 $... cuando la realidad es que no todos tienen esta renta...

Un poco más complejo: imaginemos que comparamos la Obesidad de un país Subsahariano, uno europeo y en Estados Unidos... resultaría probablemente que la mayor renta se asocia con mayor obesidad; eso sería verdad para el nivel de comparación de poblaciones: la desnutrida África, la contenida Europa, y la consumerista Norteamérica, marcarían medias diferentes. Aunque atribuirlo causalmente a la renta sería un error: como mucho asociación, o correlación... Pero podemos cometer también un error llamado FALACIA ECOLÓGICA, si la correlación entre OBESIDAD y RENTA la aplicamos a los individuos: "cuanto más rico más gordito"...

Porque si lo miramos a nivel individual, resulta que tanto en EEUU como en Europa (dudas en África), ocurre que la obesidad se acumula en los estratos con mayor desventaja social... al existir una provisión de alimentos amplia, y al ser los menos saludables más baratos, resulta que se produce la correlación en sentido inverso: "cuanto más pobre más gordito".  Si esta correlación cierta pretendemos atribuirla a la comparación entre países, caemos en un error, llamado FALACIA ATOMISTA (la contraria que la falacia ecológica).

Otro ejemplo: los países de mayor renta tienen más mortalidad por accidentes de vehículos a motor; pero dentro de cada país, son los conductores más pobres los que más se accidentan (vehículos más inseguros y peores condiciones personales y viales). 

Por si quieren ponerse a estudiar... http://jech.bmj.com/content/54/5/367.full.pdf+html   

¿Qué ocurre con la contaminación atmosférica? Que actúa poblacionalmente, tanto en picos como con efectos acumulativos; y si nos movemos en el plano poblacional, a través de comparaciones podemos atribuir con validez científica suficiente, niveles de exposición a contaminantes con niveles de sobre-morbilidad y sobre-mortalidad... al compararlos con otros países  o regiones, o al establecer comparaciones en series temporales (con nosotros mismos a lo largo del tiempo) para ver si los incrementos y picos en valores se relacionan con problemas de salud.

Por supuesto que los estudios ecológicos tienen (como todos los observacionales) muchos peligros de sesgos y errores (no sólo de las falacias ecológicas); para eso está la buena ciencia y las revistas científicas... Y las aulas de la Escuela Nacional de Sanidad, donde se forman alumnos de salud pública y epidemiología que combinan el pensamiento científico con el compromiso ciudadano y social. Los estudios multinivel ayudan mucho... 

Señor Maldonado... no hay ninguna falacia ecológica en afirmar que si la boina de contaminación de Madrid se asocia activamente con sobre-morbilidad y sobre-mortalidad en patologías biológicamente plausibles... será precisamente dicha boina la principal sospechosa y candidata al "premio a la causalidad".

Al menos sería prudente tomar medidas para que las cifras de exposición bajaran a lo
s niveles recomendables por las agencias internacionales... pero sin trampa, que eso de cambiar o anular medidores no vale...




No hay comentarios:

Publicar un comentario