jueves, 17 de enero de 2013

La mala senda de la sanidad publica

En la tribuna de opinión que me acaban de publicar hoy en El País he intentado destacar tres ideas:
* que es insensato el giro a la provisión privada emprendido en Madrid y Valencia;
* que  también lo es no abordar las necesarias reformas en la gestión de los servicios públicos;
* y, finalmente, que el ánimo de lucro no es bueno para la salud del sistema público de salud, y sí que lo es el profesionalismo, la gestión clínica,  el buen gobierno y la profesionalización de la gestión del servicio público sanitario.

Os pongo el enlace y los dos párrafos finales:


Repullo JR. La mala senda de la sanidad pública. El País (tribuna de opinión); 18 enero 2013.


...  Hasta ahora ha sido imposible cambiar las reglas de gestión de los hospitales públicos de gestión administrativa o de los centros de salud de la atención primaria; el conservadurismo de los agentes y el sopor que producía el crecimiento presupuestario bloqueaban las transformaciones. Hoy ambos factores han desaparecido ante los brutales retos a los que se enfrenta el Sistema Nacional de Salud. Es el momento de poner en marcha una reforma con apoyo de todos, que rediseñe el modelo de gestión de instituciones y personal al servicio de la sanidad pública y permita una gestión emprendedora basada en la transparencia, rendición de cuentas y normas de buen gobierno y gestión de lo público.

Tocaría indagar si hay suficiente responsabilidad en el Gobierno, sensatez en el PP, reformismo en el PSOE, inteligencia en los sindicatos y generosidad en los profesionales para emprender una senda regeneracionista en la gestión pública de los centros sanitarios y unidades clínicas. Muchos estamos convencidos de que se trata de la única opción que nos permitirá legar a la siguiente generación un Sistema Nacional de Salud que merezca tal nombre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario