lunes, 7 de enero de 2013

La responsabilidad de los banqueros es más flojita que la de los médicos



Hoy se ha sabido que los informes de la inspección del Banco de España se “modulaban” y ablandaban de tal forma según subían entre cargos de libre designación, que quedaban perfectamente desactivados. Más que un fallo de inspección es un fracaso de instrumentos de gobierno. Supongo que es excesivo hablar de la zorra cuidando el gallinero… pero cuando menos sorprende esta falta de profesionalidad e inteligencia en el verdadero núcleo de la autoridad financiera.

Y esto me lleva a dos reflexiones… sobre la inspección y sobre la comparación entre mala praxis bancaria y médica (para los que no lo saben, en una de mis reencarnaciones fui Inspector Médico de la Seguridad Social).

INSPECCIÓN: En el pasado remoto los inspectores médicos éramos autoridad pública, y si encontrábamos algo muy turbio, podíamos denunciarlo de oficio. Luego ya no… siempre papeles que van a un jefe, y luego a otro más arriba, etc. A que hubiera venido bien que la jerarquía política no hubiera bloqueado al órgano inspector, eh?

MALPRAXIS: Los médicos siempre firman lo que hacen; parece que inspectores y asesores no firman sus informes (eso decía el periódico); cuando un médico clínico mete la pata, ha de enfrentar un duro trance de responsabilidad patrimonial, civil o penal; parece que el Banco de España y sus muchachos pueden hundir en la miseria a una generación sin que nadie tenga culpa de nada.

Bien; no está nada mal para una mera comparación… BUEN GOBIERNO Y RESPONSABILIDAD EN ELMUNDO FINANCIERO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario