miércoles, 13 de febrero de 2013

Empresario bueno paga nómina a indigno currela


Arturo Fernández se ufanaba hace poco de pagar miles de nóminas a fin de mes; no hablemos de los sobre sueldos, porque todo el mundo está en ello. 

Lo que me sigue sorprendiendo es la sensación que tienen los empresarios y dueños de empresas de que los trabajadores reciben su sueldo como resultado de su benevolencia y generosidad. Ahora con la crisis, ya parece que es una hazaña bélica pagar una nómina (o media).

Ya no sólo está olvidado Marx, con aquello de la plusvalía; es el trabajo el que añade valor, y los que ostentan derechos de propiedad sobre el capital, en realidad lo que hacen es aprovecharse y extraer dicha plusvalía de los trabajadores.

Pero… incluso también parecen olvidarse de los grandes autores de las ciencias de la empresa: Jean Baptista Say identificó cuatro factores de producción: tierra, trabajo, capital y empresa… ni siquiera una cuarta parte del mérito parece que ahora le corresponden a los sufridos trabajadores.

Malos tiempos para la lírica; pero nada de deprimirse y de perder la autoestima; es ahí abajo, en la base de las organizaciones, donde se genera el valor…  somos de la puta base, y… a mucha honra!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario