martes, 26 de febrero de 2013

LA URGENCIA ES LEGALMENTE GRATUITA, MALDITOS CANALLAS



Después de que el Real Decreto-ley 16/2012 echara fuera del sistema convencional a “los  extranjeros no registrados ni autorizados como residentes en España”, tuvo algo de piedad y les concedió el que... 

 “recibirán asistencia sanitaria en las siguientes modalidades:
a) De urgencia por enfermedad grave o accidente, cualquiera que sea su causa, hasta la situación de alta médica.
b) De asistencia al embarazo, parto y postparto.
En todo caso, los extranjeros menores de dieciocho años recibirán asistencia sanitaria en las mismas condiciones que los españoles.»

Ahora parece que les facturan en Urgencias; si es así, ¿porqué?; no me vale que digan que no tiene consecuencias, porque estas deudas no pagadas, acaban viajando a la Agencia Tributaria al cabo del tiempo, y pueden ser un obstáculo mayor en caso de futura posibilidad de regularización.

Y me vale menos todavía el argumento de que… TIENEN EL DERECHO, PERO NADIE DICE QUE NO LO TENGAN QUE PAGAR…

Y aquí si que me parecen hipócritas y malvados; no es lo mismo tener derecho a comprarse un yate pagando, que a una urgencia médica sin pagar. Lo primero es un consumo de lujo, y lo  segundo es un derecho humano: si pido pagar estoy negando el derecho; y estoy ignorando que ese inmigrante ilegal ya está pagando la sanidad con el IVA que abona desde que pone un pie en el suelo.

Si tenemos que explicar que formular algo como derecho, y luego exigir el pago es un FRAUDE y una CANALLADA, es que el alma de algunos se ha podrido irremisiblemente en el cinismo y la xenofobia.

Ojalá pudieran ponerse siquiera un poquito en el lugar de los demás; o en el de médicos y enfermeras que se mueren de vergüenza dando la cara por políticos y burócratas insensibles y lejanos. O que preguntaran a sus mayores, esos que emigraron al extranjero para no morir de hambre, o a sus hijos, esos que se están yendo otra vez al extranjero a ganarse un pan que ha sido robado por los especuladores de siempre.

Al menos espero que, si son religiosos, no se atrevan a ir a misa y participar en la comunión de las personas decentes. Son la negación de lo que vino a predicar aquello de la caridad y el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario